CDMX

Juez vincula a proceso a maestra de natación y guardavidas, por caso del niño Abner

La autoridad judicial reclasificó el delito por su probable participación en los hechos registrados el pasado 7 de noviembre en las instalaciones del Colegio Williams.

Un juez de control vinculó a proceso a la maestra de natación, Ana María “N”, y el guardavidas, Alberto Alfonso “N“, por su probable participación en el delito de homicidio culposo, en el caso de Abner, niño que falleció cuando tomaba clases de natación en el Colegio Williams.

Esto con base en los datos de prueba aportados por el Ministerio Público de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX).

Durante la audiencia inicial, luego de que el impartidor de justicia validó el cumplimiento de las respectivas órdenes de aprehensión, el representante social de la Coordinación General de Investigación Territorial formuló imputación por la probable comisión del delito de homicidio con dolo eventual.

En la audiencia de continuación, no obstante, la autoridad judicial reclasificó el delito por su probable participación en los hechos registrados el pasado 7 de noviembre en las instalaciones del Colegio Williams.

Con la reclasificación del delito, el juzgador impuso la medida cautelar de prisión preventiva justificada y fijó tres meses como plazo para el cierre de la investigación complementaria.

De acuerdo con los argumentos del juez, la mujer y el hombre, en su calidad de profesora de natación y guarda vidas del plantel privado, tenían la obligación de velar por la seguridad de un alumno que perdió la vida durante su clase, sin que se acreditara que tuvieran la intención de que ocurrieran los hechos.

Con anterioridad, el vocero de la Fiscalía General de Justicia de Ciudad de México, Ulises Lara, informó que la maestra fue ingresada al Penal de Santa Martha Acatitla y que el guardavidas fue trasladado al Reclusorio Sur, donde un juez los requirió para definir su situación jurídica.

Asimismo, indicó que personal de Investigación tuvo acceso a las cámaras de seguridad de la escuela y estableció una cronología del incidente.

En dichas imágenes, mencionó, quedaron registradas las actuaciones de instructores de natación y guardavidas, durante y después de la clase, así como del personal médico que asistió al menor de edad.

Luego del análisis de dichas imágenes, así como diversas entrevistas, abundó Ulises Lara, los dictámenes periciales, además de trabajos de gabinete y campo, esta Fiscalía pudo obtener datos de prueba sólidos y contundentes contra ambas personas para establecer su posible participación en el delito de homicidio con dolo eventual.

Back to top button