CDMX

Repartidores motociclistas exigen justicia por sus compañeros atropellados

Más de 50 trabajadores de la motocicleta marcharon desde el eje 10 Sur hasta la Fiscalía capitalina para exigir justicia por el caso de Jonathan Rodríguez Islas, un repartidor que fue atropellado en el cruce de avenida Aztecas y Delfín Madrigal.

El accidente fue el pasado 8 de abril. En esa esquina quedó el auto con placas 333-YD y la motocicleta del trabajador. Al conductor de nombre Christian “N” lo detuvieron al momento, pero cuando se presentó su audiencia de vinculación el acusado quedó libre.

El juez argumentó que fue ilegal su detención y es por eso que citó a una nueva audiencia de vinculación para dentro de dos semanas”, comentó a Once Noticias un amigo de Jonathan, que prefirió no dar su nombre.

Las motos comenzaron a rugir con fuerza y la caravana de motociclistas avanzó por la calzada de Tlalpan con dirección al norte.

 

No más repetidores muertos” decían algunas cartulinas pegadas en las motocicletas, “Ni una más, ni una más. Ni una muerte más” cantaban los conductores entre humos y motores.

La marcha llegó a la Fiscalía capitalina. Carlos Eduardo iba parado en una motocicleta mientras otro la manejaba. 

 

Estamos aquí para darle seguimiento al caso de nuestro compañero Jonathan. La persona (que lo atropelló) no se quiere hacer responsable y nuestro compañero anda grave porque tiene un pulmón perforado, costillas, manos y piernas rotas. Tiene dificultades para comer, respirar y cualquier cosa. Nosotros creemos que parte de la justicia es que pague los daños porque la familia ya lleva 300,000 pesos en cirugías y pues los papás no tienen la capacidad para esos pagos”

 

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2017 93% de las muertes por accidentes de tránsito tienen lugar en los países de ingresos bajos y medianos. La mala infraestructura de las urbes es una de los causantes de los fallecimientos en esas circunstancias. En la región de las Américas se reportan 154 mil 089 muertes cada año en accidentes viales y México estuvo en el tercer lugar de muertes por siniestros viales en Latinoamérica durante ese año. 

 

Jonathan trabajaba para Uber, sin embargo, los compañeros de la marcha comentaron que la empresa se deslinda de cualquier apoyo.

Cada que hay un accidente con los repartidores, Uber simplemente se lava las manos. En este caso nuestro compañero llevaba pedido y siempre nos descuentan los pedidos que no entregamos. No hay seguro para la moto, ni seguro médico, ni de vida. Ya se hicieron algunas protestas para que las aplicaciones de comida se hagan responsables de los trabajadores, pero es muy complicado”, dijo su compañero.

 

La mayoría de los manifestantes eran conocidos y amigos del joven lesionado, los jóvenes vivían en el mismo barrio donde fue atropellado y hablaban con tristeza mientras cargaban las enormes mochilas que caracterizan a los repartidores con fotos donde se le ve a Jonathan con las manos vendadas y entubado a un respirador artificial. 

 

Esperamos que en la próxima audiencia se pueda hacer justicia por Jonathan, porque esto sigue pasando todo el tiempo en la ciudad. Ya no queremos morir por trabajar”, concluyó Carlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button