Cultura

Emojis, componentes emocionales que acompañan nuestra comunicación todos los días

Desde el 2014, todos los 17 de julio se celebra el Día Mundial del Emoji.

Desde el 2014, todos los 17 de julio se celebra el Día Mundial del Emoji. La idea de la fecha está inspirada en el día y mes que fueron seleccionados para representar el emoji de calendario que aparece entre los emoticones del sistema iOs

Los emojis han logrado gran popularidad a nivel mundial “gracias a la revolución de la comunicación digital”, dijo a Once Noticias Yuliana Águila Pérez, consultora independiente y docente en comunicación digital. Para ella, los emojis se popularizaron cada vez más en nuestro lenguaje a partir del auge de los dispositivos móviles; fueron aceptados y penetraron en las sociedades, tanto, que hoy forman parte de nuestra comunicación cotidiana sin importar edades, géneros o idiomas.

¿Es lo mismo un emoji que un emoticono?

De acuerdo con la Real Academia de la Lengua Española, en rigor, no. Los emojis son pequeñas imágenes o iconos digitales que representan una emoción, un objeto, una idea, etc. Los emoticonos son combinaciones de signos o letras del teclado con los que se representa una expresión facial que simboliza un estado de ánimo.

Es habitual que un emoticono se use también para referirse a los emojis, pero, en principio, son cosas distintas.

Más allá de la distinción entre los términos, la sucesión de signos para mostrar sentimientos nació en 1857 cuando, por ejemplo, en Código Morse se usaban los números 73 y 88 para expresar «amor y besos». Años después, en 1881, la revista Puck publicó oficialmente un conjunto de cuatro emoticones:

Es decir, para llegar al emoji, primero se pasó por una suerte de “caritas” creadas a partir de signos de puntuación que expresan emociones –  ; ) :p :/ -, mismas que siguen vigentes y aún más completas por el uso de las nuevas generaciones.

Fue en 1999, cuando la empresa japonesa de comunicación móvil NTT Docomo creó para uso interno los primeros 176 emoticones a color. Desde ese momento se denominaron “emoji”. Después, la compañía los mejoró y utilizó en sus dispositivos.

La palabra emoji tiene origen japonés y está compuesta de “e” que significa imagen y “moji” que es letra o carácter, es decir, pictogramas empleados en la comunicación digital, que sirven para expresar ideas, situaciones cotidianas, animales, emociones o sentimientos humanos.

En 2010, se aceptó incluir los emojis en todas las plataformas. Además, se reconoció su utilización como lenguaje. En 2011 Apple agregó un teclado especial para estos iconos y, un año después, fue el turno de Android.

Para la maestra Águila Pérez, el término emoticono originalmente era una combinación de “Emoción” e “icono”, que representa un conjunto cada vez mayor de símbolos, que va más allá de Indicar una emoción.

Para ella, son pictografías que se utilizan como parte de un lenguaje no verbal y no escrito y expresan emociones, sentimientos, reacciones, clima, comidas, flor, fauna, paisajes, actividades, expresiones, etc. y son el principalmente componente emocional que acompaña un texto.

De acuerdo con Consorcio Unicode, organización encargada de regular cuáles símbolos son incluidos como estándar, estos son algunos de los emoticones más populares en el mundo:

  1. Lágrimas de alegría
  2. Corazón rojo
  3. Lágrimas de risa de lado
  4. Pulgar hacia arriba
  5. Lloro
  6. Manos juntas rezando
  7. Beso con corazón
  8. Cara con corazones
  9. Mirada con corazones
  10. Emoji de sonrisa

Consorcio Unicode, conformado por ejecutivos de Apple, Google, Facebook y otras grandes empresas de tecnología, estandariza la forma en que los signos de puntuación y los caracteres idiomáticos son representados por diferentes sistemas de computación. Además, ellos tienen la posibilidad de crear nuevos emojis.

Este grupo nació en los años 80, derivado de los problemas de comunicación entre diferentes computadoras al usar diferentes códigos para representar las mismas letras.

Con la finalidad de resolver ese problema, Unicode asigna a cada letra, número, símbolo y signo de puntuación (incluyendo los emojis) un número específico que será reconocido por cualquier computadora en el mundo. Es decir, a ellos les debemos el que podamos leer un texto en inglés, en francés o en japonés en nuestros dispositivos.

A propósito de ello, Yuliana Águila comentó a Once Noticias que los emojis tiene una dualidad. Por  un lado, éstos “pueden ser  universales, ya que al representar emociones, sentimientos y expresiones no se limitan a una lengua específica; sin embargo, por otro, también permiten “tropicalizarse” de acuerdo a una región en particular al encontrar en emoticón que representa: parejas interraciales de diferente sexo, símbolos de discapacidad, también ya está disponible la opción para elegir el color de piel, género, paisajes, flora y fauna de ciertas regiones.

Los emojis no sustituyen términos o palabras, sólo estandarizan sentimientos, sin importar el idioma, y con ello se logra eliminar las barreras idiomáticas.

FOTO: PIXABAY

Los emojis y el lenguaje, ¿extensión o revolución?

Para la maestra Águila sin duda los emojis son una extensión de nuestro lenguaje, ya que guardan una relación directamente proporcional con la evolución del hombre y de las sociedades.

Los emojis han modificado el lenguaje escrito, ya que su objetivo es interpretar aquello que la lengua escrita no puede representar, sustituyendo gestos del lenguaje oral como: la alegría, la sorpresa, la tristeza etc.

Para ella, “los emojis tienen muchas características que los convierten en el sistema de comunicación esencial de la época digital”.

¿Qué pasa en el proceso de comunicación cuando usamos emojis?

Para la especialista, los emojis sustituyen al lenguaje tradicional escrito establecido, ya que al mezclarse con nuestro el alfabeto agiliza nuestra forma de comunicación tradicional.

Son elementos efectivos dentro de un proceso de comunicación, ya que enriquecen la conversación puesto que permiten expresar varias emociones, sentimientos y reacciones con un sólo emoticón. Incluso, existe la combinación de emoticones para crear un lenguaje clave en redes sociales.

Para Yuliana, los pictogramas pueden tener un trasfondo y por ello se han convertido en caso de estudio.

Nos platicó un caso de 2021, cuando la Administración de Control de Drogas​ es la agencia del Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DEA) detectó y circuló en varios medios de comunicación internacionales la nota titulada: “Cárteles usan redes sociales y emojis para traficar droga”.

Se leían algunos titulares como éste: “Los emojis con los que jíbaros venden droga en redes sociales, según la DEA”.

Dicha entidad, nos dijo, compartió una guía, netamente educativa, que busca alertar a las personas sobre el uso de emojis en actividades ilegales.

Pero sin duda, en términos comunicación, los emoticones, gifs y stickers definitivamente sí enriquecen el proceso, considera la maestra Águila.

También nos compartió un caso de éxito de la ONG Plan Internacional UK, la cual, tras dos años de lucha, consiguió la inserción de un emoji que simboliza la menstruación, algo según la portavoz de la organización, podría ayudar a normalizar los periodos de una mujer en las conversaciones diarias.  

Los emojis y los afectos

De acuerdo con la especialista en comunicación digital, existen puntos de vista encontrados en relación con si crecen o no los vínculos afectivos a partir del uso de los emojis.

“…mientras los emoticones le permiten representar emociones a todos aquellos que son tímidos y que les cuesta con palabras abrirse emocionalmente; les ayudan a que el proceso de comunicación sea más agradable y natural; sin embargo, también puede contribuir a evadir o evitar responder en ciertas situaciones enviando una carita triste evades hablar a profundidad de emociones o sentimientos”, dice Yuliana.

Y agrega que, mientras haya equilibrio al usar emoticones y palabras de manera tradicional, no debería haber riesgos en la comunicación.

Aunque también comenta que, según la psicóloga Carolina Álvarez, miembro de Top Doctors, el uso excesivo de emoticones puede impedirnos establecer vínculos más profundos y sólidos al “tratar de forma superficial algo tan importante como los sentimientos afectivos, que merecerían una mayor reflexión o, incluso una conversación.

¿Hacia dónde va la evolución de los emoticones?

Con el paso del tiempo, las necesidades del mercado y las peticiones sociales sobre inclusión en torno a diversidad cultural, ideológica y sexual, los emojis se multiplican y evolucionan.

Para la especialista Yuliana Águila, “al ser un elemento extra lingüístico independiente, su popularidad seguirá en aumentando y lo veremos reflejado en el número de emoticones existentes. Seguirán adaptándose en una sociedad cada vez más digital que está en evolución constante y, sobre todo, dando un ejemplo representando integración, respeto e igualdad en todos los aspectos de nuestras sociedades”.

Fuentes y ligas de interés:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button