Cultura

México recupera escultura virreinal de oro robada hace 20 años en Morelos

Se trata de una escultura de San Antonio de Padua que data del siglo XVII, mide aproximadamente un metro con 50 centímetros de altura y tiene un recubrimiento de oro de 24 kilates.

Después de 20 años de búsqueda, México recuperó una pieza virreinal que fue robada en el estado de Morelos.

Se trata de una escultura de San Antonio de Padua que data del siglo XVII, mide aproximadamente un metro con 50 centímetros de altura y tiene un recubrimiento de oro de 24 kilates, la cual fue sustraída ilegalmente en 2002 del templo de Santiago Apóstol, en el municipio de Jiutepec.

Fue gracias a una alerta que emitió el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a nivel nacional e internacional, que el Gobierno de Estados Unidos, a través del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), la detectó en el Museo de San Ángelo, en Texas.

Dicha pieza fue entregada por el Gobierno de los Estados Unidos durante un acto protocolario en el Museo Nacional de Antropología en Ciudad de México, que estuvo encabezado por la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, y a la que asistieron el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, el fiscal general de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, y el jefe de la Unidad para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Roberto Velasco Álvarez.

La pieza robada del Templo de Santiago Apóstol, en 2002, llegó a Ciudad de México procedente de Dallas, Texas, para ser entregada por representantes del FBI en la Embajada Americana en el país, a autoridades de la FGR, quienes, a su vez, turnaron el bien cultural a representantes de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) del INAH.

¿Quién es San Antonio de Padua?

San Antonio de Padua es un santo franciscano de origen portugués, sacerdote y doctor de la Iglesia. Su nombre de nacimiento era Fernando Martins.

Fue hijo primogénito de Martín de Alfonso, caballero portugués descendiente de nobles franceses (los Bouillon) y de María Taveira.

Otras piezas arqueológicas recuperadas

La semana pasada, el Gobierno de México recibió 428 piezas arqueológicas pertenecientes a antiguas culturas asentadas en territorios del norte del país que fueron recuperadas por autoridades de Estados Unidos.

“El conjunto data del periodo Posclásico Tardío (900-1600 d.C.) y está asociado a grupos humanos de las culturas del desierto, los cuales se asentaron en los territorios que hoy ocupan las entidades del norte de México y del sur de Estados Unidos”, indicó la Secretaría de Cultura en un comunicado.

Los bienes fueron decomisados por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza estadounidense y entregados al consulado mexicano en Portland, Oregón, indica el comunicado, que no precisa las circunstancias en que fueron incautados.

Entre los objetos entregados en la sede diplomática destacan dos elementos de material orgánico: un huarache y un fragmento de un petate, en regular estado de conservación.

Asimismo, fueron devueltos a nuestro país diversos fósiles marinos del género Exogyra, los cuales han sido fechados hacia el Periodo Cretácico, con una antigüedad estimada en 60 millones de años.

Además, a finales de julio, el Gobierno mexicano, a través del Consulado en Albuquerque, Estados Unidos, recibió en restitución 12 piezas arqueológicas de origen mexicano, entregadas voluntariamente por la Fundación del Museo de Albuquerque (FMA).

De acuerdo con un dictamen preliminar del Instituto Nacional de Antropología e Historia, la mayoría de ellas procede de la zona occidente de México y datan de entre los años 300 y 600 a.C.

Entre estas se identifica una pieza estilo Chalchihuites, otra de estilo Tuxcacuesco-Ortices y una vasija efigie del estilo Comala, de la tradición cultural de Tumbas de Tiro.

Durante una auditoría interna realizada en 2022, la Fundación determinó que la procedencia de estos bienes culturales no estaba clara, lo que conllevó a suponer que probablemente fueron sustraídos de México en el último medio siglo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button