EconomíaRevolución energética

¿Cuál es la diferencia entre energías limpias y renovables?

Existen en el mundo formas sorprendentes de generar energía renovable, sin que el ser humano lo note demasiado

Los términos energías limpias y renovables en muchas ocasiones se utilizan para determinar la misma situación, pero en realidad no son sinónimo.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE), a través de su cuenta de Twitter, hizo algunas precisiones sobre el significado de cada una de éstas.

En el caso de las energías limpias se trata de procesos de generación de electricidad, cuyas emisiones o residuos -cuando los haya- no rebases los umbrales establecidos en las disposiciones reglamentarias.

Actualmente están integradas por energías renovables, cogeneración eficiente y energía nuclear; asimismo, se les llama de esta forma, porque emiten menos gases de efecto invernadero que las tecnologías convencionales como el carbón, el combustóleo o el ciclo combinado.

Y las energías renovables, son aquellas basadas en la utilización de recursos naturales como el sol, el viento, el agua, la biomasa o la energía geotérmica, entre otras (biogas, mareomotriz). Se les llama de esta forma porque provienen de fuentes naturales o inagotables.

¿Dónde hay energías renovables, pero no las has notado?

Efectivamente, son este tipo de energía que el ser humano genera sin darse cuenta. La BBC publicó en 2017 algunas maneras originales de producir este tipo de energía, aquí las explicamos:

  • La energía producida en los crematorios: La cremación puede utilizarse como una fuente de energía sostenible y se aplica desde hace unos cinco años. Esta técnica, comenzó también en Suecia, en el crematorio de un pequeño pueblo, Halmstad, cuando se determinó tras una investigación medioambiental que contaminaba demasiado.
  • La basura que se convierte en energía: Los desechos que dejamos en el cubo de nuestra basura también pueden convertirse en una forma interesante de energía renovable.

Este sistema ya funciona en varias provincias de Uruguay y en países europeos como Noruega, en donde fue tan efectivo que incluso llegó a importar basura de otros países.

La energía de las algas y las medusas ¿Y qué decir del mar? Ahí, podemos encontrar otras inesperadas fuentes de energía, como las medusas. Estos curiosos seres marinos desprenden una proteína verde (GDP, por sus siglas en inglés) que les permite generar luz fluorescente.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button