Internacional

Brasil inicia vacunación anticovid para niños entre 5 y 11 años de edad

La inoculación masiva comenzará la próxima semana en ciudades como Sao Paulo, Rio de Janeiro y Belo Horizonte

El estado de Sao Paulo comenzó este viernes la vacunación contra COVID-19 de niños de entre cinco y 11 años, dando inicio a una campaña nacional en Brasil que provocó nuevas discordias entre el presidente Jair Bolsonaro y las autoridades sanitarias.

En un acto simbólico en el reputado Hospital de Clínicas, un menor indígena de ocho años con deficiencia motora se tornó en el primer niño en vacunarse en Brasil en medio de un crecimiento vertiginoso de los contagios por el auge de la variante Ómicron del coronavirus.

Este viernes, el país sumó 112 mil 286 casos nuevos en 24 horas, una cifra cercana al récord de 115 mil 228 diarios registrados el pasado 23 de junio, cuando el país estaba en plena tercera ola de la pandemia.

Estamos vacunando al primer niño”, dijo durante ese acto el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, uno de los candidatos para las presidenciales de octubre.

La inoculación masiva comenzará la próxima semana en ciudades como Sao Paulo, Rio de Janeiro y Belo Horizonte, con prioridad a menores con limitaciones de movilidad, deficiencias permanentes y grupos vulnerables, como indígenas, entre otros.

La vacunación de esa franja, estimada en 20.5 millones de personas (entre una población total de más de 210 millones de habitantes), se realizará con dosis pediátricas de Pfizer-BioNtech y debe contar con la autorización de los padres.

Con el comienzo de esta campaña, un mes después de que la autoridad sanitaria (Anvisa) aprobara esos inmunizantes, Brasil se une a una lista creciente de países que extendieron la inoculación a ese grupo etario, entre los cuales están Estados Unidos y Alemania.

El inicio de la vacunación de niños estuvo precedido de controversia por cuenta de críticas al gobierno por su supuesta demora para darle vía libre y declaraciones de Bolsonaro que lo enfrentaron de nuevo con Anvisa.

El mandatario ultraderechista, que dice no haberse vacunado y que no inmunizará a su hija Laura, de 11 años, pidió hace semanas a la agencia sanitaria publicar los nombres de los responsables de aprobar la inmunización de menores, desatando una ola de amenazas contra la entidad.

Bolsonaro, quien bromeó diciendo que las vacunas pueden transformar a la gente en “caimán”, advirtió de supuestas contraindicaciones para los menores.

Muchos especialistas consideran que la inclusión de los niños en la campaña de vacunación es clave para protegerlos y detener la pandemia, en momentos en que se esparce la variante Ómicron.

Brasil, que acumula más de 620 mil muertes por coronavirus, una cifra superada solo por Estados Unidos, cuenta con un 74.1% de la población vacunada con dos dosis.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button