Internacional

Indonesia prohibirá las relaciones sexuales fuera del matrimonio

El nuevo código, que se aplicará tanto a indonesios como a extranjeros, también prohíbe la cohabitación entre parejas no casadas.

El parlamento de Indonesia aprobó un nuevo código penal que prohíbe las relaciones sexuales fuera del matrimonio con un castigo de hasta un año de cárcel, a pesar de las preocupaciones de que las leyes puedan ahuyentar a los turistas de sus costas tropicales y perjudiquen la inversión.

El nuevo código, que se aplicará tanto a indonesios como a extranjeros, también prohíbe la cohabitación entre parejas no casadas. Asimismo, prohibirá insultar al presidente o a las instituciones estatales, difundir puntos de vista contrarios a la ideología estatal y organizar protestas sin notificación.

Las leyes fueron aprobadas con el apoyo de todos los partidos políticos. Sin embargo, el código entrará en vigor hasta dentro de tres años, para permitir que se redacten los reglamentos de aplicación.

Actualmente, Indonesia prohíbe el adulterio, pero no las relaciones sexuales prematrimoniales.

Maulana Yusran, subdirectora de la junta de la industria del turismo de Indonesia, dijo que el nuevo código era “totalmente contraproducente” en un momento en que la economía y el turismo comenzaban a recuperarse de la pandemia.

“Lamentamos profundamente que el gobierno haya cerrado los ojos. Ya hemos expresado nuestra preocupación al ministerio de turismo sobre lo perjudicial que es esta ley”, dijo.

Se espera que las llegadas de extranjeros al destino de vacaciones de Bali alcancen los niveles previos a la pandemia de seis millones para 2025, dijo anteriormente la asociación de turismo, a medida que la isla se recupera de los impactos de COVID-19.

Indonesia también está tratando de atraer a más de los llamados “nómadas digitales” a sus costas tropicales ofreciendo una visa más flexible.

Hablando en una cumbre de inversión, el embajador de Estados Unidos en Indonesia, Sung Kim, dijo que la noticia podría resultar en menos inversión extranjera, turismo y viajes a la nación del sudeste asiático.

“Criminalizar las decisiones personales de los individuos tendría una gran importancia en la matriz de decisiones de muchas empresas que determinan si invertir en Indonesia”, dijo.

 

Albert Aries, portavoz del Ministerio de Justicia de Indonesia, dijo que las nuevas leyes que regulan la moralidad están limitadas por quién puede denunciarlas, como un padre, cónyuge o hijo de los presuntos delincuentes.

“El objetivo es proteger la institución del matrimonio y los valores indonesios, mientras que al mismo tiempo se puede proteger la privacidad de la comunidad y también negar los derechos del público u otros terceros para denunciar este asunto o ‘jugar a ser juez’ en en nombre de la moralidad”, comentó.

Estas leyes son parte de una serie de cambios legales que, según los críticos, socavan las libertades civiles en la tercera democracia más grande del mundo. Otras leyes incluyen la prohibición de la magia negra.

Los editoriales de los periódicos nacionales denunciaron las nuevas leyes, y el diario Koran Tempo dijo que el código tiene tonos “autoritarios”, mientras que el Jakarta Post dijo que tenía “graves preocupaciones” sobre su aplicación.

Con décadas de preparación, los legisladores elogiaron la aprobación del código penal como una revisión muy necesaria de un vestigio colonial. “El antiguo código pertenece a la herencia holandesa… y ya no es relevante ahora”, dijo a los legisladores Bambang Wuryanto, jefe de la Comisión Parlamentaria a cargo de revisar el código.

Los opositores al proyecto de ley han destacado artículos que, según dicen, frenarán la libertad de expresión y representarán un “gran revés” para garantizar el mantenimiento de las libertades democráticas tras la caída del líder autoritario Suharto en 1998.

“Esto no es solo un revés sino una muerte para la democracia de Indonesia”, dijo Citra Referandum, abogada del Instituto de Asistencia Legal de Indonesia. “El proceso no ha sido nada democrático”.

En respuesta a las críticas, la ministra de Derecho y Derechos Humanos de Indonesia, Yasonna Laoly, dijo al parlamento: “No es fácil para un país multicultural y multiétnico hacer un código penal que pueda adaptarse a todos los intereses”.

Los expertos legales dicen que un artículo en el código sobre el derecho consuetudinario podría reforzar los estatutos discriminatorios e inspirados en la sharia a nivel local y representar una amenaza particular para las personas LGBTIQ+.

“Las regulaciones que no están de acuerdo con los principios de derechos humanos ocurrirán en áreas conservadoras”, dijo Bivitri Susanti, de la Facultad de Derecho de Indonesia Jentera, refiriéndose a los estatutos existentes en algunas regiones que imponen toques de queda a las mujeres, o apuntan a lo que se describe como ” sexualidades “desviadas”.

Las nuevas leyes también incluirán sentencias más indulgentes para los acusados ​​de corrupción.  Los cargos de moralidad se han suavizado parcialmente de una versión anterior del proyecto de ley para que solo puedan ser informados por partes limitadas, como un cónyuge, padre o hijo.

El gobierno había planeado aprobar una revisión del código penal de la era colonial del país en 2019, pero las protestas en todo el país detuvieron su aprobación.

Desde entonces, los legisladores diluyeron algunas de las disposiciones y el presidente Joko Widodo instó al parlamento a aprobar el proyecto de ley este año, antes de que el clima político del país se caliente antes de las elecciones presidenciales previstas para principios de 2024.

La respuesta pública al nuevo código ha sido silenciada hasta ahora, con sólo pequeñas protestas en la capital ayer y hoy martes 6 de diciembre.

Foto de Ibadah Mimpi: PEXELS
Back to top button