Nacional

Causas del colapso en mina de Coahuila se darán a conocer a su debido tiempo, dice Luisa María Alcalde

Cientos de soldados de la Sedena y otros rescatistas participan en la operación para sacar a los 10 mineros que aún permanecen atrapados.

Esta tarde, la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde Luján, aseguró que se está haciendo un esfuerzo extraordinario por rescatar con vida a los mineros atrapados en el pozo carbonífero de Sabinas, Coahuila.

A una semana de la tragedia, la secretaria del Trabajo reiteró que, a su debido tiempo, se dará a conocer todo sobre las causas y los responsables de ese lamentable accidente. Alcalde Luján afirmó que la secretaría a su cargo participaría en las investigaciones y al respecto, dijo que “todo se va a dar a conocer, absolutamente todo”.

“Se está entregando todo el esfuerzo, no han descansado ni un solo minuto y ahorita lo que más nos interesa es poder llegar a los puntos y poder rescatar a los diez trabajadores que todavía permanecen ahí. Esa es la prioridad absoluta y nosotros acompañar los trabajos por quienes coordinan”, dijo Luisa María Alcalde Luján, secretaria del Trabajo y Previsión Social.

Esta tarde, las y los socorristas comenzaron a retirar pilotes que “obstruyen el paso” en el pozo por donde se intentará el descenso, para que un buzo militar haga una exploración inicial de las condiciones, informó Protección Civil.

La fuerza de tarea desplegada incluye 25 bombas, siete perforadoras y dos drones submarinos.

Cientos de soldados de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y otros rescatistas participan en la operación en el poblado de Agujita.

“Todos los rescatistas están con el equipo para poder ingresar en cualquier momento el día de hoy”, dijo la coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez, durante la conferencia matutina del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Hace cinco días, la Sedena levantó un cerco perimetral que mantiene apartados del área de rescate a periodistas, pero también a muchos familiares. Los teléfonos son la manera en que “los de afuera” pueden seguir los informes que ocurren un par de veces al día.

Obreros y militares se mueven alrededor de las muchas tuberías que extraen chorros de agua de los pozos donde quedaron atrapados los mineros, cuya ubicación exacta se desconoce.

“Para acelerar el proceso de extracción de agua se desarrolló una estrategia que permite aumentar el flujo de salida a través de la perforación de diez agujeros”, detalló Velázquez.

La mina donde ocurrió el siniestro el 3 de agosto tiene unos 60 metros de profundidad y está parcialmente llena de agua turbia y elementos sólidos que han impedido hasta ahora el ingreso de socorristas, según imágenes grabadas con un dron acuático y difundidas por Protección Civil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button