Reportajes especiales

Evaluación genética advierte si una mujer puede estar en riesgo de desarrollar cáncer

Inmegen promueve "eVA", una estrategia de prevención de cáncer de ovario o mama

A fin de llevar un control genético en cuanto a la posibilidad futura de contraer cáncer de ovario o mama, el Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen) promueve la Estrategia de Vigilancia Anticipada (eVA).

Se trata de un método integral de medicina de precisión que contempla la asesoría genética y detección de variantes en los genes de una mujer, causantes de predisposición a nivel molecular, para conocer si ésta podría estar bajo riesgo de desarrollar cáncer de ovario o mama.

“Lo que busca (eVA), es hacer medicina de prevención y precisión, la idea es que podamos detectar a las mujeres que puedan tener riesgo genético de desarrollar este padecimiento en algún momento de su vida”, explica Alberto Cedro Tanda, investigador en Ciencias Médicas del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), en entrevista con Once Noticias. 

Las candidatas, según Cedro, serán todas las mujeres mayores de 18 años que vivan en México; así mismo, añade que eVA es un criterio muy abierto y una estrategia que se encuentra en primera fase, debido a que posteriormente el método se extenderá a hombres y en la detección del riesgo genético en enfermedades de tipo metabólicas, cardiovasculares y psiquiátricas y otro tipo de tumores.

“Ahorita estamos comenzando con mujeres con este riesgo de cáncer de mama y ovario; es importante aclarar que no se trata de detección de la enfermedad, es una evaluación del riesgo genético, es decir, hereditario”, remarca.

Este punto es relevante porque, el experto subraya, que de todas las mujeres mexicanas que tienen cáncer aproximadamente 10% lo padecen debido a su herencia genética, es decir, que la mujer heredó la susceptibilidad de tener este cáncer -el otro 90% son casos esporádicos-.

“Lo que se busca con eVA es detectar la carga genética de los pacientes y si están predispuestos a desarrollarlo y, con ello, dar un seguimiento más estrecho antes de que se desarrolle el tumor”.

Procedimiento

El investigador del Inmegen puntualiza que las interesadas deberán registrarse en el sitio web http://eva.inmegen.gob.mx/, posteriormente se les dará la fecha para que acudan a una plática donde se abordarán de qué trata eVA; después, accederá a una consulta que dura de media hora a una hora, con un médico genetista.

“Ahí se determinará si el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer es alto; si esto es así, se toma una muestra de sangre y se analizan los genes del paciente para buscar alteraciones genéticas o mutaciones que puedan hacer susceptible a la paciente de desarrollar cáncer en algún momento”, explica Alberto Cedro Tanda.

Después de que el especialista determina que el riesgo genético es alto para cáncer, se manda a hacer una prueba más para confirmar o descartar.

Luego de cotejar que la paciente tiene mutaciones asociadas a la predisposición de cáncer, se le canaliza a una segunda consulta con el genetista, donde se orienta al paciente y a su familia.

“Porque si la paciente presenta esta carga genética, es muy probable que la familia también lo presente y la prueba se abre ahora sí a toda la familia; se les dice cuál es la pauta de prevención a seguir”, detalla.

De esta forma, el investigador Alberto Cedro Tanda apunta que los trámites o acuerdos, para dar seguimiento a candidatas que hayan salido positivas, en instituciones de salud pública, aún están en curso.  

Accesible al bolsillo

El médico destaca que el costo, tanto de la consulta, como de la prueba de detección genética son gratuitas, sólo hay que entrar al sitio web antes indicado y registrarse. La idea es juntar a 20 o 30 mujeres para acceder a la plática y consulta.

Alberto Cedro Tanda precisa que, en México, es la primera vez que hay una estrategia con este nivel de difusión, aunque en otras partes del mundo como Estados Unidos y Europa ya existen estas estrategias que funcionan como parte del sistema de salud de esas naciones.

Cifras cáncer de mama

Con base en las cifras de la Secretaría de Salud, los casos de cáncer de mama pasaron de 8 mil 723 en 2020, a 11 mil 746 en 2021. 

Conforme a datos del Inegi, la tasa de incidencia de tumor maligno de mama a escala nacional es de 18.55 casos nuevos por cada 100 mil habitantes de 20 años y más.

Así mismo, se resalta que, datos correspondientes a la semana 39 de 2021, indican que en México se habían atendido a 11 mil 746 nuevos casos de tumores malignos de mama, cifra que contrasta con el mismo periodo de 2020, cuando fueron ocho mil 723.

Tales indicadores arrojan que Ciudad de México registró el mayor número de nuevos casos, con 2 mil 429, seguida de Veracruz, con mil 157; Jalisco, con mil 6 casos; Estado de México, con 778, y Oaxaca, con 533.

Cifras cáncer ovárico

De acuerdo con los institutos nacionales de Cancerología (INCan) y de Salud Pública (INSP), en México el cáncer de ovario tiene una frecuencia de 4.5% de las neoplasias ginecológicas; en tanto que, el cáncer epitelial de ovario (CEO), un tipo de neoplasia de ovario, constituye de 80 a 90% de todos los tumores malignos del ovario, de éstos, 5 a 10% de ellos se encuentran dentro de los síndromes hereditarios.

Información de la Secretaría de Salud destaca que:

  • El cáncer de ovario es más letal que el de mama o cervicouterino
  • Ocupa el tercer lugar en México, en cánceres ginecológicos
  • Hay dos tipos: cáncer de ovario epitelial y germinal
  • 95% de los casos se dan a partir de los 45 años de edad

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button