Reportajes especiales

“Historia que se forja desde el zapatismo no tiene otra similar en el mundo”

Otomís de Ciudad de México celebraron el 38 aniversario del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, el EZLN

El 17 de noviembre de noviembre de 1983 un campamento en las montañas de Chiapas daba inicio al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), un movimiento indígena rebelde, que diez años después le declararía la guerra al Estado mexicano y marcaría una pauta para entender las batallas que se han ganado desde la organización autónoma de los pueblos que el gobierno tuvo que obligarse a reconocer.

Pueblos crearon asambleas clandestinas, juntaron palos, machetes y algunos fusiles. Así abrieron paso a lo que hoy es una nueva realidad, sin embargo, el reconocimiento de su trabajo no quiere decir que se lleve a total calidad, es por eso que los pueblos originarios aún tienen batallas para conservar su territorio, su agua y su identidad.

Una de esas luchas pertenece a los pueblos otomís quienes el pasado 12 de octubre tomaron el edificio del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) y lo rebautizaron con el nombre Casa de los Pueblos y Comunidades Indígenas, como protesta por la persecución y desplazamiento de sus pueblos. Plantearon una reflexión colectiva a las comunidades, pueblos, organizaciones y sociedad en general que permita responder la pregunta ¿Qué sigue?

En el marco por las acciones de los 38 años de la fundación del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) la comunidad Otomí organizó el “Foro Global por la Lucha Zapatista. Única opción de frente al despojo de un mundo globalizado”.

“Desde la casa de los pueblos Altepelmecalli, Puebla, pueblos unidos de la región Choluteca nos planteamos la pregunta ¿Qué sigue? Y pensamos que solo atreves de nuestros usos y costumbres y la construcción de autonomía podremos defender, la tierra el agua y nuestra identidad. Como pueblos originarios también nos hemos dado cuenta que muchos hermanos enfrentan las mismas problemáticas que nosotros. La imposición de proyectos por parte de instituciones que venden agua y la tierra al mejor postor. Escuchamos a los hermanos de al menos 13 comunidades que se enfrentan a la explotación del agua, por eso al responder la pregunta decimos que seguiremos tejiendo la organización para hacer valer la ley de nuestros pueblos, por el bien del territorio y nuestra madre tierra”, dijo la señora Alejandrina.

Y en una acción concreta anunció que se realizará una Caravana Nacional en defensa del agua y de los usos y costumbres. Esta caminará por los territorios de Puebla, Ciudad de México, Estado de México, Veracruz, Morelos y más territorios que se vayan sumando. Esta acción se tiene programada para inicios del siguiente año.

Jesús, de la organización “Mexicali Resiste”, explicó que el levantamiento zapatista se puede entender “como si el mundo y su historia fuera un partido de fútbol y nos van ganando a todos los de abajo y a la izquierda uno a cero, pero sin que nadie vea bien se mete un jugador y de la nada anota gol, empatamos y nos vamos a tiempo extra. Más o menos así siento la irrupción del levantamiento, dio un giro a la forma para hacer los cambios y con el tiempo ha dado la razón en el sentido de apartarse de este sistema capitalista”.

“Los planteamientos de autonomía y despatriarcalización de las comunidades han sido fundamentales para empujar un nuevo sujeto revolucionario. Porque ya no es el proletario típico de la idea europea. Ahora nos vemos como un conjunto de todas las personas afectadas por un sistema, al que el EZLN comenzó a nombrar bajo el término de neoliberalismo y ahora vemos que en las altas esferas políticas también sintetizan así la situación que vivimos, aunque los zapatistas lo habían identificado hace 38 años. Creo que la historia que se está forjando desde el zapatismo no tiene otra similar en el mundo”, concluyo Jesús, de “Mexicali Resiste”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button