Reportajes especiales

Más de 300 startups quieren hacer florecer los desiertos del mundo

Una comunidad de startups en el desierto del Néguev desarrolla empresas como Watergen que genera agua potable a partir del aire.

¿Imaginas qué pasaría si las zonas desérticas del mundo pudieran hacerse florecer a través de la tecnología?

En Israel han surgido más de 300 startups, denominadas DeserTech (de la combinación de las palabras en inglés desierto y tecnología) que trabajan para aprovechar las zonas desérticas de aquél país de Medio Oriente y del mundo.

De acuerdo con la organización Fuente Latina, dedicada a vincular temas de Medio Oriente y los países de habla hispana, en el mundo existen más de dos mil millones de personas que viven en zonas desérticas, que ya constituyen 40% de la superficie terrestre.

Fuente Latina explica que Israel es uno de los pocos países del mundo que ha logrado revertir la desertificación con soluciones tecnológicas, por lo que han surgido ya más de 300 emprendimientos sobre energía, agua, agricultura e infraestructura en el desierto.

Un estudio conjunto de la comunidad de innovación de DeserTech formada por la Universidad de Ben Gurión, el Ministerio de Protección medioambiental, el Instituto de Innovación de Israel y la Fundación Merage, analizó 303 empresas emergentes y especificó que 66 de ellas tienen como actividad central resolver problemas que plantea la desertificación y 237 desarrollan tecnología que tiene el potencial de ser aplicada para paliar o revertir la desertificación.

“El desierto ha sido fuente de inspiración para muchas personas a lo largo de la historia. Se considera un lugar donde se establecieron naciones y se crearon leyendas. A lo largo de los años, el desierto fue visto como una tierra de oportunidades, libre de influencias o intervenciones”, comenta Sivan Cohen Shachari, directora de la Comunidad DeserTech, que se concentra en la ciudad de Be’er Sheva en la región de Negev, parte del cinturón desértico del mundo y un laboratorio de ciencia y tecnología.

“Sin embargo, la historia ha demostrado que la creación de medios de vida sostenibles es un gran desafío en un área donde el clima es extremo, los recursos hídricos son escasos y la tierra fértil es limitada. El mundo está a punto de enfrentar desafíos dramáticos debido a la expansión del desierto, en muchas regiones del mundo”. 

De acuerdo con el estudio, 19% del total de las startups son proyectos sobre agricultura; 19% también son sobre energía; 18% sobre agua y 10% de infraestructura, mientras que el resto son sobre diversos temas.

Por ejemplo, algunas de las startups enfocan sus proyectos en temas como riego inteligente; construcción de materiales térmicos; generación de energía solar; desalinización y tratamiento de agua; generación de agua potable, y agricultura en interiores.

El estudio revela que, por ejemplo, 22 empresas han recaudado un total de 347 millones de dólares, y de las verticales de negocio, las nuevas empresas de agricultura e infraestructura juntas contribuyen con 77% del total de fondos recibidos.

Watergen genera agua a partir del aire

Watergen es una de las startups que forman parte de la Comunidad DeserTech, y esta pequeña compañía logró desarrollar una tecnología que extrae agua del aire a través de un sistema patentado, llamado Genius, que funciona en un tiempo significativamente corto, con mayor eficiencia y, por lo tanto, usando menos energía.

Se trata de un módulo de intercambio de calor único y de bajo consumo que utiliza la condensación como medio para producir agua dulce. De acuerdo con la compañía, un litro de agua cuesta entre 7 y 15 centavos de dólar, alrededor de 1.50 pesos mexicanos, sin embargo, ello depende de los costos locales de electricidad.

“Se trata de una solución de agua potable altamente escalable y personalizable para una amplia gama de cantidades diarias, configurada para cualquier tamaño de producción. Mediante el uso de esta tecnología, Watergen puede suministrar agua potable fresca y limpia a toda una ciudad o pueblo, o puede reducirse para suministrar suficiente agua potable para hogares u oficinas privadas”, explica la compañía.

La mayoría de las startups de esta comunidad DeserTech están en el mercado desde hace más de cinco años y solo 32% han sido creadas en los últimos cinco años. El estudio añade que son en su mayoría compañías pequeñas, 86% de ellas emplea a menos de 50 trabajadores.

Además, la mitad de las empresas dedicadas al agua y energía renovable se encuentran en estados avanzados de desarrollo y se centran fundamentalmente en soluciones de irrigación y construcción inteligente para ambientes desérticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button