Salud

Cáncer en mascotas, igual de doloroso y preocupante

Este mal es más común de lo que parece en animales de compañía, explican médicos veterinarios

“Mogly” era la alegría de la casa. Desde su llegada, hace seis años, el pequeño de raza Schnauzer recibió afecto y protección de su familia adoptiva.

“Como un hijo, como si lo hubieras parido, son tus compañeros, tus confidentes, platicaba yo con él, salíamos juntos a la calle, lo llevaba a pasear’’, dijo Ana María Meneses, propietaria de “Mogly’’

Llegas a tu casa y hay alguien que te está esperando, alguien que te ama de verdad. Todo era felicidad, hasta hace tres años… fue cuando enfermó.

Empezó a toser y entonces lo llevamos al veterinario y este veterinario dijo que era algo de los pulmones, pero no le dio resultado la medicina. Lo llevamos con otro y le hicieron un ultrasonido y resultó que le estaba creciendo el corazón’’, afirmó Ana María Meneses, propietaria de “Mogly’’

Tres años con tratamiento médico, pero la salud de “Mogly” empeoró. Su familia adoptiva había recibido un mal diagnóstico, el can, en realidad, padecía cáncer.

“Era insoportable para él poder vivir, se quejaba todo el día, caminaba despacito, ya casi no jugaba, ya no se podía subir a las camas o a las sillas y al sillón’’, dijo Ana María Meneses, propietaria de “Mogly’’.

La enfermedad ya era incurable. Los veterinarios descartaron cualquier intervención quirúrgica, tratamientos o quimioterapias.

Pese a los esfuerzos de su familia, la esperanza de salvarle la vida se desvaneció, con dolor e impotencia hace un mes tomaron la decisión de dejarlo ir.

No era justo que estuviera sufriendo más de lo que se le podía ayudar. La decisión fue terriblemente difícil, le lloré y le lloré y le lloré antes de tomarla, pero tuve que tomar todas las fuerzas del mundo y ser conscientes de que él estaba sufriendo’’, agregó Ana María Meneses, propietaria de “Mogly’’.

El cáncer, explican especialistas del Hospital Veterinario UNAM.Banfield, es más común de lo que parece en animales de compañía. Puede irrumpir en sus órganos, incluso, al cumplir apenas un año de edad,

Por su parte, Fausto Reyes Delgado, médico del Hospital Veterinario de la UNAM-Banfield dijo que “lamentablemente es común y al igual que el caso de los humanos, conforme se va incrementando cada vez más la longevidad de nuestras mascotas van apareciendo ese tipo de enfermedades crónico-degenerativas y dentro de ellas podemos mencionar el cáncer’’.

Una vez que algunas razas cumplen 8 ó 10 años, más de 25% de los perritos son candidatos a sufrir este mal. Linfomas, cáncer de piel y en glándulas mamarias son los tumores cancerígenos más comunes que atacan a perros y gatos.

Entre las causas, alertan los expertos, están la radiación solar, alimentos con muchos conservadores, falta de vacunas y la parte congénita, entre otras.

El tratamiento médico, precisan, es el mismo que se usa en humanos. Detectarlo a tiempo es la diferencia entre la vida y la muerte, alertan los especialistas.

Si su mascota presenta los siguientes síntomas, acuda de inmediato con un experto.

Dejan de comer, están más tristes, pasan más tiempo dormidos, pierden peso sin tener algo claro que nos indique por qué está perdiendo peso, pueden tener fiebre, pueden tener hematomas o moretones en la piel’’, dijo Fausto Reyes Delgado, médico del Hospital Veterinario de la UNAM-Banfield

Alegre y juguetón, ese es el recuerdo que “Mogly” dejó a su familia adoptiva y, por supuesto, un hueco que difícilmente se podrá reemplazar.

“No dejen de luchar por él o por ella, que no dejen de luchar, que no los olviden, que no los dejen a su suerte, porque forman parte de tu vida’’, aseguró Ana María Meneses, propietaria de “Mogly’’.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button