Salud

En México, el suicidio es la tercera causa de muerte entre jóvenes de 15 a 29 años

De acuerdo al doctor Alejandro Vázquez García, la OMS registra 700 mil personas muertas por suicidio cada año.

Desde hace 19 años, la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (AIPS), en conjunto con la Organización Mundial de la Salud (OMS), han fomentado cada 10 de septiembre como el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, con el único fin de hacer conciencia a nivel mundial y dar herramientas para prevenir el suicidio.

“El suicidio resulta que ha estado estigmatizado, al menos en la época actual y ya desde hace muchas décadas es un asunto que está considerado como únicamente un problema de salud individual. Y eso lo que refleja más bien es un problema de nuestra propia sociedad, de un problema comunitario”, afirma el doctor Alejandro Vázquez García, responsable de la Estrategia para la Gestión de Casos en Riesgo Suicida del Programa Nacional para la Prevención de Suicidio (PNPS), del secretariado Técnico del Consejo Nacional de Salud Mental.

Suicidio, tercera causa de muerte en jóvenes

El problema del suicidio es un tema que radica, mayormente, en las y los jóvenes. Anteriormente, era más en la etapa adulta.

El doctor Vázquez García, en entrevista para Once Noticias Digital, señala que “la tasa más alta de suicidios es más en hombres que en mujeres en un porcentaje de tres o cuatro a uno”.

Asimismo, señaló que, en el caso de las mujeres, dentro de su porcentaje, se suicidan a una edad más temprana comparada con los hombres.

“En 2020, la tasa de suicidios en nuestro país ininterrumpidamente ha tenido un ascenso, aunque no somos de los países que se registran más suicidios. Las estrategias para prevenir los suicidios en muchos países y en el mundo general se hablaba que eran alrededor de 800 mil y un millón de personas“, indicó.

La Organización Mundial de la Salud en su reporte señala que 700 mil personas mueren por suicidio cada año.

“No somos un país que estemos por encima de la media en América Latina y mucho menos a nivel mundial, pero lo preocupante en México es que no se había hecho nada y que el suicidio sí es la tercera causa de muerte en jóvenes de 15 a 29 años de edad, y sí es un problema de salud pública, solo detrás de los accidentes de tránsito y los homicidios. Hay más muertes por suicidio que por cáncer”, comentó.

El suicidio como una “desconexión social”

Vázquez García explicó que Edwin Shneidman, padre de la suicidología, al revisar las cartas póstumas de veteranos de guerra, se dio cuenta que muchos de ellos estaban lejos de tener incluso una psicopatología, es decir, de manera sensata y clara hay personas que deciden dejar de vivir porque normalmente a lo que se debe es a una desconexión social.

No es que realmente a nadie le importes, pero si sientes que los que están a tu alrededor van a estar mejor sin ti. Y que el hecho de representar una carga también ha llegado al punto que aunque hay personas que te hablan, personas que te saludan con afecto, pero ya en realidad lo que tú piensas que ellos piensan es que ya no se preocupan por ti. Es decir, el vínculo se fractura, eso dice la teoría interpersonal y ya yéndonos al punto crítico donde ya se desencadena la idea suicida”, puntualizó el funcionario.

Además, dijo que otro elemento que refieren muchas personas que han sobrevivido a un intento de suicidio es el hecho de tolerar el dolor, el sufrimiento físico de la muerte.

“Hay muy pocas vías cortas hacia la muerte. Todos los métodos son extremadamente dolorosos, pero hay un instinto de vida, que muchas de estas personas al intentarse suicidar tomaron el teléfono y enviaron un mensaje ya inconscientes por el método que utilizaron y entonces son rescatados y eso es lo que dice la teoría interpersonal”, afirmó el especialista.

Unam-global

Cartas póstumas

De acuerdo al especialista responsable de la Estrategia para la Gestión de Casos en Riesgo Suicida del PNPS, en las cartas póstumas normalmente hay una acción de despedida aunque también casos donde dicen que no culpen a nadie, que los quieren, pero ya no soportan la vida.

Asimismo, enfatizó en que estas cartas dan fe de que las personas siguen vinculadas a ciertas cosas de la vida, personas, proyectos o muchas otras cosas, no es únicamente el sesgo a morir.

“También debemos de dejar de pensar sobre los mitos de si suicidarse es un acto de valentía o cobardía. Quitarse la vida es difícil, tanto en términos del temor de dejar de vivir, no sabes que va pasar, una vez que estés muerto, a pesar de que estés tú muy convencido”, señaló.

Factores que motivan al suicidio

Para el doctor Alejandro Vázquez existen teorías amplias que abarcan elementos desde el principio de la vida, es decir, haber nacido por ejemplo con elementos biológicos no tan favorecidos, un intelecto por debajo de la norma o algún otro problema físico entre otros y también un temperamento tendiente a la depresión, a la ansiedad, ser neurótico sobre todo en esos términos de depresión y ansiedad.

También puede ser, dijo, por los eventos adversos de la infancia.

Por ejemplo, si se tiende a la depresión o a la ansiedad en los estudios de genética, señalan que en el ambiente en el que se nace es un factor fundamental, es decir, si hay violencia, si ocurrió una desgracia, algún tipo de abuso sexual, físico, psicológico o la perdida temprana de alguno de los padres. Otro puede ser la psicopatología de los padres, esquizofrenia, depresión, alcoholismo, drogadicción, sociopatía”, explicó.

Otras condiciones más asociadas al suicidio:

  • Desconexión social
  • Desesperanza
  • Depresión  severa
  • Irritabilidad
  • Neurosis

Señales de alarma

Especialistas señalan que algunas señales de alerta son:

  • Personas que manifiesten que no quieren vivir, se le debe de poner mayor atención.
  • Estudios señalan que de tres por cada cuatro adolescentes manifiestan en algún momento su deseo de dejar de vivir, no están diciendo que tiene  ideación suicida, sino que preferiría estar muerto.
  • Para llegar al suicidio hay una crononización del tema, no es de la noche a la mañana, salvo en ciertos casos.
Unam

Suicido es considerado un grito de ayuda  

La manipulación es un asunto también dentro de los factores que se tienen dentro de las personas para intentar quitarse la vida.

Varias investigaciones señalan que las lesiones con o sin intento suicida que tienen un propósito y uno de estos es comunicar lo que algunos jóvenes no tienen la capacidad de hacer. La comunicación es un elemento muy importante, si tu, por ejemplo, sabes comunicar a otro y ese otro es sensible a que la estas pasando mal a que no encuentras la salida, que aparte te está haciendo cambiar y estas cometiendo más errores o que ya estas tan confundido que ya no sabes que hacer, entonces lo estas comunicando pero otros no, el fenómeno es complejo“, comentó.

Por eso, el suicido también es considerado un grito de ayuda y que cuando ya llegas al intento o a las autolesiones se pueden revisar las cosas que se hacen o las que se dicen pero también por el impacto que tienen.

Dr. Alejandro Vázquez García, responsable de la Estrategia para la Gestión de Casos en Riesgo Suicida del Programa Nacional para la Prevención de Suicidio (PNPS), del secretariado Técnico del Consejo Nacional de Salud Mental.

“Dentro de la Asociación Mexicana de Suicidiología somos muy enfáticos en no generalizar. Hay que explorar que le duele a cada persona y desde luego preguntar si tiene ideación suicida, y si dentro de esa ideación ha generado planes y preparativos. Se debe de trabajar para que el dolor psicológico se transforme en esperanza de vida”, mencionó.

¿Cómo prevenir el suicidio?

Aun que es muy complicado definir como se puede realizar una prevención, de acuerdo al especialista “cuando las personas se están sintiendo muy abrumadas o que tiene conductas más para llamar la atención porque no hallan como expresar lo que sienten y les faltan habilidades para afrontar los problemas, entonces es necesario que todo lo que tiene que ver con las conexiones sociales tales como la música la danza, con la expresión es necesario la integración.

Lo casos más graves es necesario mayor atención, desde que dicen “yo me quiero quitar la vida” es necesario asistir a una terapia y no hay que tener miedo, hay que exhortar a las personas a hablar cuando quieren dejar de vivir y sobre todo buscar especialistas en salud mental.

Unam

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button