Salud

Migrante mexicano funda clínicas médicas para personas jornaleras en California, EUA

Estas clínicas son una red que brinda servicios médicos y tienen certificación del gobierno federal, que les otorga un subsidio del 10% de su operación. Las personas jornaleras pegan con ayuda de sus seguros médicos o lo hacen según sus posibilidades.

 Lo llaman el “campeón de la salud“. De la nada, construyó la principal Red de Clínicas de Atención Médica para trabajadores y trabajadoras agrícolas en California. Estas personas son jornaleros migrantes sin acceso a servicios de salud por parte de su profesión. 

“La mayoría de las personas que trabajan en el campo, los jornaleros agrícolas son mexicanos. Son mixtecos, zapotecos, que vienen de diversas partes del país, y son los que más necesitan ese cuidado”, declaró el fundador de la Clínica para migrantes, Roberto Juárez. 

Juárez es hijo de migrantes mexicanos y creó hace más de medio siglo un concepto innovador: una organizado sin fines lucro, con un pequeño equipo. En 1971, comenzó esta historia de ayuda solidaria en la localidad de Santa Paula, en el condado californiano de Ventura, poblado de Granjas. 

Tres habitaciones rentadas en un motel dieron forma al primer Centro Clínico, la demanda los rebasó y hubo que duplicar los espacios para consultas. Ese año atendieron a mil trabajadores y trabajadoras. En mayo de 1975 nacieron las Clínicas del Camino Real. 

Hoy es una red de quince Centros de Salud en el condado de Ventura, que cada año multiplican pacientes y consultas.

“Se tienen 105 mil pacientes, y a esos 105 mil pacientes se les provee como 350 mil visitas médicas; dentistas, odontólogos, siquiatras y todos los servicios que provee la organización”, agregó Juárez. 

El modelo fue replicado por otras organizaciones y también en zonas urbanas. “En este día hay unas 9 mil en todos los estados de Estados Unidos, hasta en Hawái. Estos centros médicos están fundados esos lugares para servir a la gente que no tiene buen acceso a los programas de salud”, detalló Roberto Juárez. 

Las clínicas tienen certificación del gobierno federal, que les otorga un subsidio del 10% de su operación. Unos pagan completo con sus seguros médicos y el resto lo hacen según sus posibilidades. 

“De 80 a 85% de los pacientes son personas mexicanas, es la mayoría de los pacientes. Y de esta cantidad creo son 55 por ciento los que tienen Medicaid o Medicare para que cubran los gastos de su cuidado, de los demás 10 a 15% tienen  y los demás pagan directamente lo que puedan”, finalizó Juárez. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button