Reportajes especiales

Problemas cardiovasculares en deportistas son irreparables si no se previenen

Especialistas urgen a deportistas crear una cultura de prevención ante importantes problemas de salud

Alrededor del mundo, atletas de alto rendimiento han presentado problemas cardiovasculares y en el mundo del fútbol, no es la excepción.

Algunos futbolistas han tenido que retirarse, otros han regresado a la actividad sabiendo el peligro que representa y hay quienes han perdido la vida por un episodio cardíaco, incluso, en la cancha.

Piermario Morosini, exfutbolista del Livorno, falleció en pleno partido de la Serie B, en 2014. No ha sido el único, en distintas ligas del mundo se ha dado el caso de muertes súbitas cardíacas como: Marc Vivien (2003), Serginho, Sixto Rojas (2007), Henry Chinonso (2012), entre otros muchos en una lista muy larga.

Jugadores como Íker Casillas y Sergio Agüero tuvieron que retirarse por problemas cardíacos; Pierre Emerick Aubameyang tuvo que retirarse temporalmente debido a que el COVID-19 le generó problemas cardíacos. Alphonso Davies pasó por una situación similar, Christian Eriksen sufrió un infarto en pleno juego en la Euro.

En México, los casos más sonados fueron los de Antonio De Nigris, quien falleció de un infarto en 2009, al igual que Christian Benítez en 2013. Pero, ¿por qué suceden estos problemas cardíacos? ¿Son evitables?

“Cuando se piensa en problemas cardiovasculares se piensa en sedentarismo, mala alimentación, tabaquismo, sin embargo, hay distintas enfermedades genéticas cardiovasculares que afectan hasta a atletas de alto rendimiento”,  comentó el cardiólogo Juan Ramón Diez, para Once Noticias.

El médico señaló que la más común de estas enfermedades es la miocardia hipertrófica, problema genético que hace que las proteínas que codifican el músculo del corazón se altere, por lo que el tamaño del corazón se agranda.

“Lo que sucede es que los deportistas sobrecargan el corazón, situación que puede terminar con una muerte súbita cardiaca, no es la única causa, pero cuando vemos futbolistas cayendo fulminados se le conoce así. Esto se da por arritmias que son causadas por infartos o por este tipo de enfermedades”.

Diez mencionó que la miocardia del atleta es otra enfermedad cardíaca en la que el corazón también está crecido por la carga de ejercicio y no por una condición perse; son distinguibles porque después de un tiempo de no hacer ejercicio, es reversible, a diferencia de la miocardia hipertrófica.

Además, comentó que un gran problema con estos casos es que muchos no son reportados, la situación es que sin el seguimiento médico adecuado es prácticamente imposible detectar un problema cardíaco sin un seguimiento.

“Otra enfermedad común son las canalopatías como el Síndrome de QT largo o Síndrome de Brugada que por una alteración eléctrica del corazón genera problemas cardiacos”, señaló Juan Ramón Diez.

El médico destacó qué hay muchas causas de problemas cardíacos, mencionó el ejemplo de los casos COVID, quien genera con frecuencia una miocarditis, es decir, una inflamación del corazón a causa de la infección, es un proceso autoinmune. Estos casos se vieron en jugadores como Alphonso Davies y Emerick Aubameyang.

“No siempre se puede regresar al deporte profesional, si fue infarto habrá que ver cómo queda la depresión del corazón, que tanto se suprime su función y si llega a ver isquemias, es decir, zonas del corazón sin el adecuado flujo sanguíneo. Con ciertos cuidados y atención, podría regresar bajo la supervisión de un cardiólogo”.

 Juan Ramón Diez ejemplificó el caso del jugador danés Christian Eriksen, quien sufrió una muerte súbita cardíaca en la Eurocopa de 2021, la Premier League le permitió regresar a jugar fútbol profesional. El objetivo con estos casos es identificar la enfermedad y darle un adecuado seguimiento y tratamiento.

Agregó que los doctores de cada equipo deberían de estar capacitados para atender estos problemas, no sólo debe haber ortopedistas, sino también cardiólogos y médicos del deporte.

“La prevención no sólo debe abarcar el deporte, en muchos países se les enseña desde la primaria cómo actuar ante estas situaciones, en caso de una emergencia todos deberían saber cómo actuar y tener las herramientas para poder hacerlo. En aeropuertos y gimnasios hay desfibriladores que son muy fáciles de usar”, explicó.

Prevención, la clave

El especialista consideró que la difusión sobre la prevención de estos acontecimientos, ha ayudado a que se tenga más precaución en el ámbito deportivo.

Puntualizó en que la prevención es lo más importante, en México sólo te piden un comprobante médico, cuando debería de haber un seguimiento adecuado cuando un niño o un joven se adentra al deporte de alto rendimiento. Se debería de conocer a fondo al paciente, sacar antecedentes y hacer los estudios correspondientes.

“Con la visibilización de estos problemas de salud, se debería de estandarizar los requerimientos necesarios para hacer deporte de alto rendimiento”, concluyó el cardiólogo Diez.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button